29 Oct

Congreso Salud Sexual y Reproductiva

Publicado a las 13:10

Reseña de los principales temas tratados en el
IV Congreso Latinoamericano y I Congreso Uruguayo de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos. (2487 kb).

 

En Montevideo, entre el 10 al 12 de abril de 2008, en los salones de la Intendencia Municipal de Montevideo, la asociación civil Iniciativas Sanitarias con el apoyo de la Sociedad Uruguaya de Salud Sexual y Reproductiva organizó y llevó adelante el IV Congreso Latinoamericano y I Congreso Uruguayo de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos.

Más de 550 participantes concurrieron a este encuentro, representando a profesionales de la salud, investigadores, abogadas, agencias internacionales que promueven los derechos, movimientos sociales de mujeres de toda América Latina (Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, Perú, Brasil, Guatemala, México, Nicaragua, República Dominicana, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras y Venezuela), además de varios países de Europa (España, Portugal, Holanda e Irlanda) y de América del Norte (EUA y Canadá).

En un marco de respeto y armonía y desde un abordaje multidisciplinario, los diferentes representantes de los tres componentes de la relación sanitaria: profesionales y equipos de salud, usuarias y comunidades, y sector político y de gestión del sistema de salud, profundizaron en los temas propuestos en más de 30 mesas en las que fue organizado el congreso. Pero no solo estos, también representantes de los jóvenes, de las minorías, de los comunicadores, entre otros, tuvieron un espacio y un tiempo para plantear sus posiciones.

En la base de todas las discusiones e intercambios de posición, se encuentra la convicción profunda de que existe el derecho inalienable de mujeres y hombres en ser ellos, quienes tomen las resoluciones sobre su vida y su salud. Para ello los profesionales y equipos de salud tenemos un rol principal: contribuir a generar las condiciones para que las resoluciones se den de manera conciente, libre, informada y responsablemente, para lo cual debemos transformarnos en facilitadores y evitar desarrollar una práctica que provoque barreras.

Elegimos la descripción de los contenidos en base a la enumeración de los principales Derechos Sexuales y Reproductivos. Acerca de la maternidad segura, se sostuvo la necesidad de que las mujeres tomen las resoluciones sobre, el cuidado durante el embarazo, la gestión del parto, eligiendo el lugar, la posición, el acompañamiento, entre otros y los cuidados en el puerperio y hacia el /la recién nacida. Concomitantemente, se plantea la necesidad de disponer de las nuevas tecnologías en relación con la seguridad, por ejemplo en el acceso al misoprostol para la inducción del parto y el manejo de la hemorragia post parto.

Acerca de la anticoncepción se manifestó en todas las mesas, la importancia que tiene la adquisición, disponibilidad y libre elección de todos los métodos, haciendo énfasis en la anticoncepción de emergencia. Con respecto a este último se alerta sobre el avance de posiciones no científicas y basadas en dogmas, que limitan su acceso, a las parejas, sobre todo en las adolescentes. En general se plantea que las estadísticas que tratan de expresar las realidades nacionales o regionales, con respecto al uso de métodos anticonceptivos, no traducen las características socio – económicas y culturales que hacen a su uso y acceso. La realidad es diferente, en los distintos sectores de acuerdo a su capital social. Se evalúa que en general existe un pobre compromiso de los estados en América Latina frente a la salud y los derechos sexuales y reproductivos, y frente a la anticoncepción como programa de salud en particular.

Acerca de la formación profesional se cuestiona, las características de nuestra formación actual, especialmente en el área de los valores profesionales y el funcionamiento interdisciplinario.

Acerca de la temática de la violencia doméstica y sobre todo sexual se plantea la importancia del tema y la necesidad de que los profesionales desarrollen su formación y práctica en la materia, para contribuir a prevenirla, diagnosticarla precozmente y desarrollar estrategias para su manejo integral.

Acerca del cáncer genital, se presentaron diferentes programas de prevención y screening que deben basarse en el empoderamiento, información y educación, de las usuarias y la comunidad.

Acerca de la prevención del aborto inseguro, se manejó la necesidad de articular diferentes estrategias para ampliar las causales y cumplir las leyes, allí donde esté establecido. Se profundizó también en la Estrategia de reducción de riesgos y daños que posicionó el modelo de “Iniciativas Sanitarias contra el aborto provocado en condiciones de riesgo” en Uruguay y su potencial de expansión a la región. Se fundamenta que la única estrategia valida para la disminución del número de abortos, objetivo compartido por todas y todos los participantes, es la educación en salud sexual y reproductiva para el ejercicio de una sexualidad libre y responsable, la anticoncepción universal y gratuita para evitar los embarazos no deseados y los servicios seguros de interrupción del embarazo para no arriesgar la vida y la salud de las mujeres que cursan embarazos no deseados no aceptados. En base a esto se manifiesta la urgencia de los cambios legales en pos de la liberalización del aborto voluntario en todos los países de América Latina.

Acerca de la problemática de jóvenes, se realizaron mesas específicas compuestas por los mismos jóvenes, donde se hizo hincapié en el respeto a las minorías sexuales y el desarrollo de políticas que los contemplen. En el trabajo con adolescentes, los profesionales y equipos por su parte, vieron la importancia de educar y de prepararse para educar, y se analizó la importancia de los roles de genero en el uso de anticoncepción en la adolescencia.

Acerca de los temas relacionados con la adopción o como se ha propuesto en el “desvínculo madre de origen – recién nacido”, se hace hincapié en que la mujer que no quiere o no puede hacerse cargo de su hijo, se encuentra en situación de alta vulnerabilidad y los profesionales debemos respetarla como sujeto de derechos. Al entregar a su recién nacido a una institución no constituye un abandono. Es el estado que debe garantizar los derechos del niño. Respetar los derechos de la madre de origen, implica respetar los derechos del recién nacido.

Acerca de la agenda política, se planteó que el estado ha tenido un avance lento pero progresivo en las políticas sexuales y reproductivas. Se han incorporado líneas de trabajo no tradicionales como la violencia de género, promoción de los derechos y del varón, etc. Dificultades para hacer una agenda política nacional: las diferencias entre el interior y Montevideo, y las diferencias económicas, salariales y de participación política entre hombres y mujeres. Se consideraron avances que deben ser consolidados: rol fundamental del médico, pasar de moral higienista a moral de derechos.

Acerca de la necesidad de servicios integrales de salud sexual y reproductiva, se plantea como prioridad absoluta, el compromiso de los profesionales en generar condiciones para desarrollar servicios públicos de salud sexual y reproductiva, que abarquen los diferentes temas relacionados con esta temática con perspectiva de género y derechos.

Acerca de la reproducción asistida, se planteó a la esterilidad como un problema de salud que debe de ser tratado. Acerca de la ética y la confidencialidad se desarrolla la idea de la importancia que tiene el secreto profesional como deber de los profesionales y equipos de salud y la confidencialidad como derecho de las usuarias, siendo fundamental la participación de la sociedad en la defensa y promoción de esta idea. Asimismo se fundamenta la importancia de la objeción de conciencia y la prevención de su abuso.

Por último se propone públicamente que el Comité de Derechos Sexuales y Reproductivos de la FLASOG tome en sus manos la realización del V Congreso latinoamericano de Salud Sexual y Reproductiva.

¡Para que entre todas y todos busquemos seguir siendo parte de la solución y ya no parte del problema!

¡Alcanzar las metas del milenio, un compromiso de los profesionales de la salud desde los Derechos sexuales y reproductivos!

 

Por el COMITÉ ORGANIZADOR
COORDINADORAS DE MESA
Del IVto. CLSDSS y Ier. CUSDSR
Intendencia Municipal de Montevideo, 12 de abril del año 2008.

Compartir: